Holanda, el primer país con puentes ecológicos


Rate this post

puente holandaHolanda es un pionero en lo que se refiere a la construcción de puentes que cuidan el medio ambiente. La ciudad de Sneek fue la primera en tener dos puentes de este tipo en Europa, fueron fabricados a partir de madera Accoya, considerada como la “madera de titanio”, dada su dureza y su resistencia.

Los puentes que poseen dimensiones de 20 metros de alto y el otro 40 de alto, se han construido íntegramente con este tipo de madera, lo que ha significado un importante ahorro a comparación de una construcción habitual.

La construcción de estos puentes son mucho más ecológica y de menor costo que la de puentes convencionales y una excelente muestra de sensibilidad en la arquitectura.

Hoy los arquitectos están mucho más preocupados que la intervención de las estructuras sean muy menores. Lo ideal es que sea un aporte para el planeta y no un factor más de contaminación.

En el caso de los puentes ecológicos de Holanda, las pruebas demostraron que hacer una infraestructura con materiales ecológicos no es sinónimo de menos calidad. Por el contrario, pasaron las pruebas con altos índices.  Dejando la ciudad en lo alto, en temas de conciencia medioambiental.

En la actualidad varias partes del mundo han tomado conciencia y han comenzado a construir edificaciones privadas y públicas, con conciencia ecológica. Dentro de las primeras construcciones están los puentes que son construidos para la conservación del medio ambiente.