El ocaso del Blackberry


Rate this post

Todo el mundo quiere tener en sus manos la mejor pantalla que ofrece el comercio, como también todos quieren utilizar el teléfono móvil más popular. Similar a como sucede con las canciones pop o las películas lanzadas éxito en taquillas, los celulares también cuentan con esa característica, de ser una moda la cual todos quieres poseer.

Estamos consientes que la llegada del iPhone revolucionó todo el comercio, y hasta el día de hoy se mantiene liderando el mercado en comparación con otras marcas. En contraste al éxito del iPhone, como todo en la vida, también los celulares se ven expuestos a caer en el ocaso, sucedió con gigantes como Nokia, que hace no tanto años atrás era el celular más codiciado por los consumidores. Ahora esto le sucedió al preferido otrora por los presidentes: el Blackberry.

Informes revelan que el último trimestre del 2016, el Blackberry sólo logró comercializar 207 mil aparatos, una ci00fra minúscula en comparación con sus mejores momentos. Esta información llevada a números, según la consultora británica Gartner, es una cuota de ganancia que bordea los 0,0481%, es decir, nula. El mejor momento de Blackberry en nuestro país fue el 2011, cuando solamente en Latinoamérica contaba con el 21% de sus ventas. Fecha que si bien no se ve tan lejana en el pasado, se trataba de tiempos en donde las pantallas táctiles recién comenzaban a proliferar en el mundo. Incluso, Blackberry Messenger era más ocupado que Whatsapp en ese entonces, pero su presencia en nuestro país dejó de ser relevante a comienzos del 2015.

Los expertos coinciden en los factores que llevaron a la marca Blackberry al fracaso, siendo una de las principales no haber sido ágiles en implementar teléfonos con tecnología touch y no abrirse a las plataformas de aplicaciones, dos características que religiosamente utilizan todos los celulares en la actualidad.