Cigarrillos electrónicos y recargas


Rate this post

El hábito de fumar se hace difícil de olvidar, por lo que al no poder costearse un tratamiento, muchas personas optan por otra vía que si bien no elimina el daño del cigarro, lo disminuye en gran forma.  Es así como los cigarrillos electrónicos se han vuelto una opción válida para los fumadores, que en ciertos países pueden encontrarlos en sitios tan comunes como las farmacias y los centros comerciales

En México, por ejemplo, son varios los que han optado por este reemplazo, como es el caso de Leonor Gabriela Hurtado, quien lleva nueve meses sin probar un cigarrillo convencional y gracias a ello, el tono amarillo de sus dientes y el mal aliento han desaparecido.

Sin embargo, hay que tener en claro que el cigarrillo electrónico no es un medicamento, sino una opción que contribuye a disminuir la población de fumadores, que en México abarca a unas 14 millones de personas, además de otros tantos millones de fumadores pasivos.

Cigarrillos electrónicos

Aspectos novedosos del cigarrillo electrónico

Son varias las ventajas que ofrecen estos aparatos, como son el precio, novedad de diseños, etc. En ese sentido, las recargas para el cigarrillo electrónico son sin duda uno de los aspectos más apreciados por sus consumidores, ya que permite comprar un dispositivo y solo rellenarlo una vez al mes con una gran variedad de sabores, permitiendo así un uso continuo de cerca de un año y disminuyendo enormemente el gasto del bolsillo.

Otro aspecto interesante de estos cigarrillos recargables es que no tienen que ser necesariamente usados por un fumador, sino que también varios compradores son sujetos con crisis nerviosas que tienden a morderse los labios.